Agenda bonaerense

24/12/2018

Más radares y puestos de control para conducir hacia la costa

En las principales vías de acceso a Mar del Plata, Pinamar, Cariló y Gesell se distribuyen 30 puntos que detectan y multan los excesos de velocidad

Se acerca la época del año en que muchas familias planean sus vacaciones y también las salidas de fin de semana para disfrutar de las Fiestas. Quienes se vuelquen a las rutas, principalmente a aquellas que van a la costa atlántica, estarán más controlados que en años anteriores, debido a la instalación de más cantidad de equipos para medir la velocidad máxima en el camino.

En las principales vías hacia la costa atlántica, 30 puntos con radares de velocidad se distribuyen entre la ciudad de Buenos Aires y los centros balnearios. En la ruta 2, hacia Mar del Plata, 23 cámaras de velocidad, fijas y móviles, estarán atentas para detectar infractores; mientras que la ruta 11, que tiene como principales destinos Pinamar, Cariló y Villa Gesell, hay siete. Estos números marcan un incremento de los equipos, ya que el año pasado había 15 y cinco, respectivamente.

Cubrir los 415 kilómetros que separan Mar del Plata de Buenos Aires por la ruta 2 demanda unas cuatro horas y media si se respeta la velocidad máxima, de entre 60km/h y 120 km/h, de acuerdo con el tramo por el que se circule.

El tiempo aumenta si el tránsito es intenso, como ocurre en el comienzo de la temporada, los fines de semana o en los cambios de quincena.

Los primeros controles de velocidad se encuentran en la autopista a La Plata al pasar el peaje de Dock Sud. Después del peaje Hudson, y cuando se ingresa en la autovía 2, una cámara de velocidad máxima de 60 km/h sorprende al conductor en pleno ascenso, a pesar de estar señalizada.

Para tener en cuenta: el acceso está pocos metros después de las cabinas. Una distracción obliga a seguir hasta La Plata y, luego, retomar. El resto de los radares se encuentran a lo largo de toda la autovía y también en la 11.

Desde la Dirección Provincial de Política y Seguridad Vial informaron a la nación que muchas de las cámaras de velocidad fueron relocalizadas porque algunos municipios hacían un uso indebido de esos equipos o no podían justificar la presencia de un control en su jurisdicción. Además, se agregaron otros cinemómetros en puntos estratégicos.

En toda la jurisdicción de Buenos Aires se aplica la ley provincial de seguridad vial13.927, que establece, entre otras cosas, los valores de las infracciones por exceso de velocidad. Las multas se calculan según el valor de la unidad fija (UF), que se establece en las subas de los combustibles, tomando como referencia el costo del litro de nafta de mayor octanaje informado por la sede platense del Automóvil Club Argentino. En marzo, la UF era de $28,97y en octubre alcanzó $44,30.

Fuente: La Nación

Gobierno Cordoba
Corrientes
Lotería de la provincia
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos