Agenda bonaerense

16/09/2022

Verano 2023: ahora sin Previaje alquilar en la Costa puede salir hasta 280% más

Es con respecto a la temporada pasada. Por el precio informado piden el pago total anticipado. Si se abona en cuotas aumenta alrededor del 10 por ciento. Según la demanda, los incrementos son muy dispares en todo el corredor de balnearios.

Se dice que la inflación ronda el 70 por ciento, pero el termómetro urbano redondea para arriba: el billete de mil pesos iguala lo que hace poco rendía el de cien pesos. Y quien, por ejemplo, asome la nariz en la cotización de alojamientos en la Costa Atlántica para las vacaciones 2023, confirmará, en muchísimos casos, una duplicación en las tarifas respecto de 2021. La falta de precios de referencia genera una marea de incertidumbre insufrible, en la que solo se avizoran un par de mojones que definen nuevas reglas. 
La primera cuestión a tener en cuenta en materia de alojamiento es un cambio que, por lo menos, afecta la comunicación de las condiciones, en la relación operador-cliente. Antes se contrataba con anticipación por temor a quedarse sin lugar y pesaba la idea instalada de que "si te colgás, el precio podría subir". 
Ahora sube. Es inherente a la dinámica o inercia inflacionaria del momento. 
De esto se desprende que el operador turístico intente vender todo lo posible ahora, advirtiendo que el precio informado solo está vigente este mes y por pago total. 
En cambio, quien dilate la decisión o, por ejemplo, espere abonar 50 por ciento ahora y el resto en un mes, deberá enfrentar recargos del 10 por ciento en la parte financiada. 
Lo segundo es la salida a la luz del Previaje, ahora disponible solo para temporada baja. En 2021, buena parte de la clase media gozó de vacaciones accesibles, gracias al subsidiado colchón del programa Previaje 2. 
Pero conviene advertir que el pinchazo de tamaña ilusión tendrá, para muchos, el efecto de una caída seca sobre una superficie asfaltada El año pasado, un complejo tipo apart hotel en Valeria del Mar, con unidades de dos ambientes equipadas para una pareja con un par de chicos costaba 99 mil pesos. Este año rondará los 200 mil pesos. Esto es 100 por ciento más. 
Sin embargo, el año pasado, el Gobierno devolvía el 50 por ciento a quienes estuvieran inscriptos en Previaje. 
Lo hacía con un delay, por lo que en el medio se perdía plata, dado el irrefrenable proceso inflacionario. 
Así, si una familia compró días de alojamiento en noviembre con Previaje y vacacionó en enero, en lugar de pagar 50 mil pesos (y "ganar" el mismo monto por Previaje), se podría afirmar que "desembolsó" el equivalente a 52.444 pesos. 
Esto es 50 mil pesos más 2.444 pesos que se perdieron en el camino a causa de la inflación, una cifra que, en realidad, habría que restar a los 50 mil pesos que devolvió el Gobierno en enero. Es una cuenta "de fantasía" para reflejar un proceso que impactó en el bolsillo de manera real. 
Desde el punto de vista del consumidor, en lugar de un aumento del 100 por ciento, el impacto en el bolsillo entre un verano y otro es del 280 por ciento. Tal como ocurre con el sector energético y las famosas ?tarifas pisadas?, la bajada a tierra desde la burbuja del subsidio ejerce el efecto de un notable cachetazo. 
Hay excepciones: establecimientos que, a un trimestre de las vacaciones, están actualizando de a poco las tarifas: para arrancar, un 50 por ciento más que el año pasado, en especial si habían ofrecido Previaje y ahora entienden que la cautela para conservar clientela es buena consejera. 
"La intención es acomodarse en el 70 por ciento", explicó Roberto Carlos Rodríguez, presidente de la Cámara de Turismo de la Provincia de Buenos Aires. Pero aclaró que "los precios son disímiles y los porcentajes de actualización tienen bastantes variantes porque hay mucha gente que fue ajustando progresivamente con respecto a 2020-2021. Ajustaron un poco el año pasado y otro poco ahora, con lo que los rangos de aumento irán del 60 al 90 por ciento". 
En otro extremo hay quienes se quejan por la distorsión que generan ciertos establecimientos en destinos "selectos", que manejan cifras dolarizadas y estarían aplicando aumentos cercanos al 120 por ciento, en comparación con la temporada pasada. 
Pero, según Rodríguez, "de ningún modo ocurre eso. El año pasado se dio una actualización importante de precios, gracias al Previaje, que subsidiaba las tarifas. Este año, el prestador que quiera tener ese tipo de aumentos va a tener baja ocupación. Son precios prohibitivos que nadie va a pagar y que se asemejarían más al turismo internacional. La gente no es tonta, no paga barbaridades". 
Sergio Coronel, presidente del Centro de Martilleros y Corredores Públicos de Villa Gesell, se refirió también a este tema: "En Villa Gesell, los incrementos van a rondar del 70 al 80 por ciento". Según dijo hay consenso: "todos coincidimos en esto, de acuerdo a los cálculos en materia de inflación. Obviamente, todo depende de la ubicación y el tipo de propiedad y servicio que ofrece". 
 

Fuente: Clarín

Municipalidad de Tigre
Municipalidad de Lanus "Teléfono útiles genero"
Corrientes
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Municipalidad de Merlo
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos