Agenda del día

04/04/2020

Agenda de la Mañana

Agenda de los diarios

 

En medio de la cuarentena, colapsaron los bancos para el pago a los jubilados y beneficiarios de la AUH y AUE

 

 

Clarín: Caos: un millón de jubilados fue a cobrar y colapsó la cuarentena. 

Los bancos abrieron por primera vez desde el inicio de la cuarentena. Era para que jubilados y beneficiarios de asignaciones por hijo cobraran los haberes de marzo. Pero la información confusa y la desorganización hicieron que miles de ellos se agolparan en las veredas. No se respetó el aislamiento y muchos sufrieron el primer frío del otoño. Los bancos abrirán el fin de semana, desde las 10 a 17 horas, y se armó un cronograma por número de DNI.

La Nación: Colas, quejas y riesgo en el colapso del pago a jubilados. 

Desbordes, aglomeraciones, colas interminables y decenas de miles de jubilados en las sucursales bancarias del país. Sorpresa, malestar y enojos en el Gobierno en el peor día de la cuarentena, dispuesta hace más de dos semanas para prevenir el coronavirus. Un grave error de cálculo expuso a la población de más riesgo, los mayo-res de 65 años, y abrió dudas sobre las consecuencias sanitarias que provocó la situación. En la calle se registraron airadas quejas de los jubilados, al mismo tiempo que desde la oposición se pedía la renuncia de los funcionarios responsables.

Página 12: Por más bancos y menos filas. 

Largas colas de jubilados que buscaban cobrar sus haberes obligaron a rediseñar la estrategia oficial. Los bancos atenderán el fin de semana y habrá horario extendido. El Presidente declarará la actividad servicio esencial

Perfil: Estalló el aislamiento: Cruces en el Gobierno y tensión social en aumento. 

La falta de organización generó largas filas frente a los bancos de todo el país, como ayer en Corrientes Furia de Alberto con el gabinete económico y pases de facturas. Hoy hay bancos y prometen controles. Intendentes en estado de alerta. Sindicatos y empresas pidieron flexibilizar la cuarentena. Ola de rebajas de salarios y licencias de personal por el parate económico. Quejas por falta de créditos a tasas blandas para la emergencia. Hubo 88 nuevos infectados y 5 muertos, que ahora suman

Crónica: Imbancable. 

En medio de la cuarentena, las entidades bancarias de todo el país quedaron en el ojo de la tormenta al verse desbordadas de jubilados y de personas que fueron a cobrar la AUH y los planes sociales, sin respetar el aislamiento preventivo, lo que generó mucha preocupación. La jornada caótica de ayer provocó que se tomara una decisión histórica: las sucursales abrirán hoy (para los DNI terminados en 0 y 1) y mañana (2 y 3), de 10 a 17, para seguir abonando los haberes. Esta madrugada se registraban largas colas en varios puntos del conurbano. Enojo de Alberto Fernández por cómo se manejó la situación

Popular:Tras el caos, hay nuevo cronograma para jubilados. 

Luego de una jornada de largas filas en entidades financieras, y que puede poner en peligro la cuarentena, el Banco Central dispuso que sólo jubilados y pensionados que aún no cobraron lo hagan desde hoy entre las 10 y las 17 en Capital y Conurbano, según el número final de DNI.

Otros Temas

 

Moreno. La fiesta que expandió la pandemia.

Esta es la historia de la fiesta que debía ser una celebración y, por imprudencia, resultó fatal. Un joven regresó de Estados Unidos contagiado de coronavirus y rompió la cuarentena para ir al cumpleaños de 15 de su prima. Los invitados tenían entre 6 y 81 años. El resultado: una familia entera, la suya, fue hospitalizada y ya llora una muerte. Además, Moreno, un distrito de 700.000 habitantes, está en vilo, jaqueado por el virus. (La Nación)

Despacito.

El Presidente acordó con los dirigentes sindicales y empresarios formar una mesa conjunta, también integrada por sanitaristas, que definirá los trabajos que podrán retomarse y los que no, a partir del 13 de abril. Se descuenta que el descongelamiento será escalonado, para no poner en peligro la salud de la población. (Página 12 - Popular)

Otras 5 muertes y 88 casos de coronavirus.

Ya suman 42 los fallecidos y 1.353 las personas infectadas en el país. (La Nación - Perfil - Crónica - Popular)

Agenda Política

 

Vanoli, de ANSeS; Pesce, del Central y el gremialista Palazzo, en el ojo de la tormenta.

Las extensas filas en las puertas de los bancos desataron una fuerte puja en el Gobierno. Hubo versiones sobre renuncias y críticas al titular de la ANSeS, Alejandro Vanoli; al del Banco Central, Miguel Pesce y al jefe del gremio bancario, Sergio Palazzo. El Presidente siguió el tema en la Quinta de Olivos. (Clarín)

Internacionales

 

Corrida mundial por los insumos médicos.

La crisis del coronavirus desató una corrida internacional para abastecerse de los insumos de protección y tratamiento, desde barbijos hasta respiradores y medicamentos, en una competencia que dejó al desnudo la falta de coordinación mundial contra la pandemia. Francia, Canadá y Brasil alertaron sobre el desvío de lotes de barbijos encargados a China, que según funcionarios franceses fueron redirigidos a Estados Unidos.  (La Nación)

Récord de muertos en un día en Nueva York.

Ya superó los 100 mil contagiados. (Perfil)

Columnas

 

Francisco Olivera
Los dilemas del día 13

El primer indicio de lo que será el invierno acaba de llegarles a los intendentes del conurbano: la recaudación por las tasas de Seguridad e Higiene que cobran a comercios y empresas, y que corresponde al bimestre enero-febrero, cayó hasta 50%. Como la cuarentena arrancó bastante después, el 20 del mes pasado, el motivo de semejante desplome no puede ser la parálisis económica que provoca el aislamiento, sino una decisión drástica de los contribuyentes: no pagar anticipándose a la recesión. Los ingresos nacionales de marzo muestran en la AFIP algo similar: bajaron 10% en términos reales, al doble del ritmo en que lo venían haciendo, e incluyen una disminución del 20% en el IVA.
Son señales claras. Algunos jefes comunales confían, de todos modos, en que no se los abandonará al menos en el aspecto sanitario. El Presidente les garantizó esta semana, escoltado por Kicillof, el envío de los recursos. Pero la promesa no los exime de un futuro que deberán transitar sin margen de error y entre dos infiernos posibles: la explosión del sistema de salud o, por la cuarentena que intenta resguardarlo, el desastre económico.
Dilema de vida o muerte, en sentido literal, que el mundo aún no ha resuelto. Hace dos semanas, un lapidario informe del Imperial College London convenció a Trump y a Boris Johnson, hasta entonces reticentes a medidas que ahoguen la producción, de aplicarlas. El trabajo advertía que por el camino que ambos estaban recorriendo morirían unos dos millones de norteamericanos y otros 500.000 británicos. Ese pronóstico es objetado por algunos académicos. Charles F. Manski, profesor de Economía en la Universidad de Northwestern, especializado en la teoría de la elección racional, uno de los enfoques de la ciencia del comportamiento, acusó el fin de semana en su blog al Imperial College London de estar considerando solo los efectos del coronavirus sobre la atención médica y soslayar, al mismo tiempo, los costos económicos y la conducta individual. Manski atribuye la deficiencia a que en el paper solo han trabajado investigadores con experiencia en estudios cuantitativos de medicina y salud pública. Sesgo en que suelen caer también, dice, los investigadores de la política climática: expertos en pronosticar el impacto de las emisiones en la atmósfera y los océanos, a estos científicos les resulta más natural centrarse en la física que en las respuestas de conducta y el impacto social.
Es cierto que los modelos que se proponen saldar esta discusión son infinitos y ninguno ha sido probado. Uno de ellos, aun en estado preliminar y elaborado por Amir Shlomai, Ari Leshno, Ella H. Sklan y Moshe Leshno, investigadores de la Universidad de Tel Aviv, es un ensayo para el Estado de Israel: contrapone los efectos de lo que sería una cuarentena total versus los de una parcial, solo focalizada en los grupos de riesgo y con exámenes extensivos de PCR en la población, de 9 millones de habitantes, durante 200 días. El resultado, consignado en el sitio medRxiv, de la Universidad de Yale, le otorga a la primera alternativa la ventaja de salvar 43 vidas más que la segunda, pero a un costo que supera los 102 millones de dólares por cada una. El informe no menciona externalidades inherentes a una pandemia, que en el caso del Covid-19 conforman aún el universo de lo impredecible. ¿Qué pasaría, por ejemplo, con el delito? Las grandes crisis son propensas a estimularlo. Un trabajo elaborado por el argentino Diego Fleitas, máster en Políticas Públicas de Oxford, para el Banco Mundial, indica que en 2002 hubo aquí 4630 homicidios, casi el doble de los 2498 registrados en 2018.

Jorge Fontevecchia
La salida

Alain Touraine dijo que no hay una guerra porque ?no hay un estratega: el virus no es un jefe de Gobierno, y del lado de lo humano, creo que vivimos en un mundo sin actores?.
A sus 94 años, el pensador francés ve el sol negro: ?No tenemos armas, vamos con las manos desnudas, estamos encerrados solos y aislados, abandonados. No hay que estar en contacto y hay que encerrarse en casa. ¡Esto no es la guerra! Estamos en el vacío, reducidos a la nada.
No hablamos, no debemos movernos, ni comprender?.
Pero como bien explicaron George Lakoff y Mark Johnson en su clásico libro Metáforas de la vida cotidiana, ?el lenguaje modela el sistema conceptual por el cual se aprehende la realidad?.
Pensamos a través de metáforas experiencialistas: ?de orientación (arriba, abajo), ontológicas (entidad, sustancia, contenedor) y estructurales (?el trabajo es un recurso?, ?la discusión es una guerra?)?. No existe un significado per se, hay ?metáforas naturales porque provienen de campos de comprensión inmediata, ya sean físicas o culturales: nuestro cuerpo y nuestra interacción con el entorno?.
Las palabras son receptáculos de ideas, y las metáforas con las que vivimos nos indican que hay una ?guerra? contra un virus, el virus tiene una ?estrategia? impresa en su material genético, y hay ?armas?, los antibióticos, los respiradores artificiales, la vacuna cuando aparezca.
Y en las guerras, aun en las que se haya cumplido el objetivo, no pocas veces es más difícil saber salir que haber sabido entrar. Mientras todas las sociedades ?combaten? al virus y sus consecuencias, epidemiólogos interactúan con economistas, psicólogos sociales y políticos para encontrar cuál es el punto óptimo antes de que el exceso de dosis de una medida sanadora no pase a generar efectos secundarios más hirientes que la enfermedad que vino a curar.
En los equipos interdisciplinarios de especialistas ya se simulan hipótesis de sali das graduales de la cuarentena horizontal pasando a distintas formas de cuarentenas verticales (sectoriales o geográficas), por ejemplo: u Si el 95% de las muertes se concentra en personas de más de 60 años, mantener la cuarentena total en ese grupo etario por más tiempo que en los demás. Y más severamente para quienes tengan enfermedades prevalentes (más de la mitad de los fallecidos tenían por lo menos tres patologías precedentes: problemas cardiovasculares, diabetes o cáncer).
u Relajar restricciones en actividades y áreas con relativamente alto impacto económico positivo y relativamente bajo impacto sanitario negativo.
u Reaplicar cuarentena horizontal en zonas (barrio, ciudad, provincia) donde se aceleren los casos de contagio.
u Y evaluar la existencia de un momento a partir del cual se considere aceptable lo que los infectólogos llaman ?inmunización en rebaño?, o sea, a través del contagio como sucedía con los chicos y las paperas en otras épocas.
Ernesto Schargrodsky, doctor en Economía por la Universidad de Harvard, preparó una presentación para la Universidad Torcuato Di Tella donde resume el paso de la cuarentena horizontal a la vertical, en estos puntos: Mantener: medidas de higiene y distancia personal. Restricciones al turismo internacional.
Restricciones al transporte interurbano no esencial. Mantener empleo a distancia (siempre enque sea posible). Reducir picos de transporte intraurbano. Cuarentena para población mayor de 60/65 años. Restricciones a espectáculos masivos, bares, restaurantes, discos, lugares de encuentro social, gimnasios.
Permitir: retomar empleo productivo (con precauciones) en ciertos sectores y áreas. Retomar transporte público (con restricciones adaptando horarios).

Ricardo Roa
Historia de un sindicalista ejemplar

La historia de Hugo Moyano no es la historia de un sindicalista ejemplar, como dice Alberto Fernández. Si es un ejemplo, es el ejemplo de un sindicalista que ha usado y usa hoy como ninguno la política para acumular poder en beneficio propio.
Eso lo sabe todo el mundo y sobre todo lo sabe Fernández: fue testigo y protagonista de la alianza de hierro que el camionero armó con Kirchner apenas Kirchner asumió. Moyano alineó a la CGT detrás del proyecto de Kirchner y ayudó a Kirchner a disciplinar el conflicto y la discusión salarial: no le hizo un sólo paro general y los aumentos de sueldos fueron pactados, incluso los deslizamientos.
Fue una relación funcional a los dos. Moyano tuvo luz verde para usar el apriete como método y avanzar sin pausa sobre otros gremios. Decía ?todo lo que tiene ruedas es mío? y con aval del ministerio de Trabajo les arrebató unos 25 000 afiliados, especialmente a Comercio, Alimentación, Carga y Descarga y Aguas Gaseosas.
Consiguió para Camioneros mucho más de lo que consiguió para la CGT porque Camioneros y el crecimiento de Camioneros eran la base de su poder. Kirchner le pasó el control de las obras sociales y Camioneros pasó a estar entre los mejores pagos ayudado por Kirchner. Subsidios al gasoil y peajes gratis para las empresas y el 50% de descuento en los aportes patronales.
Esto también lo sabe Fernández.
Otra partida millonaria del fondo del gasoil, creado para financiar obras viales, iba directamente al gremio bajo el rubro de capacitación. Y Kirchner montó y le dio el manejo de un examen psicofísico, sin el cual nadie podía sacar el registro profesional. Moyano hasta pudo inventar un sindicato, el de peajes, a la medida de uno de sus hijos. La cadena de la felicidad por todas partes.
Fernández confesó que en ausencia de Kirchner, él mismo se metía en la negociación paritaria de Moyano, que hasta el discurso del otro día se suponía cosa solamente entre gremio y empresarios. Dijo que una vez tuvo que decirle: ?Pará Hugo, por favor, le estás pidiendo de todo. Y les sacó de todo a los empresarios. Pero para los que trabajan. Nada para él?. Emocionante.
Nadie esperaba tanto de Fernández elogiando a Moyano y menos los sindicalistas que apoyan a Fernández y que viven peleándose con Moyano. Un desconcierto parecido -si no mayor- hay entre fiscales y jueces que investigan a Moyano en gruesas causas de corrupción como la de OCA, que vivió un vaciamiento antológico.
Moyano la compró a través de Patricio Farcuh, que era como de su familia. Se peleó y lo echó y al final volvió repuesto por la Justicia que ahora está a cargo de la compañía sumergida en un pantano económico. La UIF, que combate el lavado de dinero, denunció a dos hijos de su pareja Liliana Zulet, que es la gerenciadora de la Obra Social y a la que también felicitó Fernández. Y hay otra causa con final abierto: la del combo de violencia y corruptelas en Independiente. Esta es la historia o parte de la historia de ese dirigente ejemplar llamado Hugo Moyano.

Irina Hauser
Gerardo Morales justifica, pero a nadie convence

A raíz del escándalo que se generó con la llegada a la Ciudad de Buenos Aires del micro con 61 ciudadanos de países latinoamericanos que el gobernador Gerardo Morales obligó a salir de Jujuy en plena pandemia del coronavirus, el juez federal Julián Ercolini investiga con qué fundamentos la provincia decidió y autorizó semejante violación de la cuarentena obligatoria. Entre una serie de medidas que dispuso, impulsadas por el fiscal Gerardo Pollicita, pidió las actuaciones administrativas de las autoridades jujeñas que intervinieron y requirió a las embajadas que informen si habían sido notificadas del traslado de las personas. En el ómnibus había ciudadanos de Venezuela, Colombia, Perú, Brasil y también argentinos.
Morales salió a hablar en varios medios pero no pudo fundamentar la decisión intempestiva de sacarlos de la provincia y exponerlos en un contexto de emergencia sanitaria. Alegó que estaba todo acordado, pero para funcionarios nacionales y porteños fue un baldazo de agua fría.
Dijo que estaban las embajadas avisadas y que ellas se ocuparían de alojar a los migrantes. Sin embargo, eso no sucedió y el gobierno porteño se hizo cargo de la logística, los controles de salud y pidió auxilio a Migraciones para verificar la situación de los pasajeros.
El grupo de 61 migrantes está integrado por personas en situaciones muy variadas. Hay familias enteras con niñes y parejas, en su mayoría de venezolanos que vinieron a radicarse al país, y hasta 15 barras del club Independiente de Medellín que habían venido a asistir a un partido contra Boca.
Así como algunos habían entrado por La Quiaca u otros pasos norteños pero tenían su destino en otras provincias, había quienes esperaban poder volver a sus países pero se toparon con el cierre de fronteras por la pandemia. Para el 18 de marzo e incluso algunos días antes, extranjero que intentaba moverse era devuelto a esa ciudad fronteriza.
Los venezolanos lograron hospedarse en un hotel, La Frontera, con la asistencia que suele brindarles la Comisión Argentina para Refugiados y Migrantes (Caref) y Acnur, la agencia de Naciones Unidas para los refugiados. Pero había otro grupo, muchos de ellos colombianos, que no tenía donde quedarse, y finalmente el municipio los alojó en el comedor Mickey.
La presencia de todas estas personas generó un clima complicado en La Quiaca mientras cumplían la cuarentena. Cuando en teoría la finalizaron, las autoridades les avisaron en la noche del 31 de marzo que a la mañana siguiente serían sacados de la provincia y posiblemente llevados a Buenos Aires. Les esperaban unas 30 horas de viaje.
Hubo todo tipo de reacciones.
Varias personas aterradas por la exposición, por llegar al foco de la pandemia y/o a un lugar distinto del que tenían planeado, pidieron ayuda a Caref. ?El intendente de La Quiaca nos remitió a hablar con Pablo Palomares (secretario de Integración Regional y Relaciones Internacionales de Jujuy) que nos decía que estaba todo resuelto, que había hablado con las embajadas, que las personas no tenían vocación de quedarse en Jujuy y la cuarentena estaba cumplida.

Municipalidad de Tigre
Municipalidad de Lanus "Hace Tu parte"
Corrientes
Lotería de la provincia
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Noticias relacionadas
Agenda de la Mañana
Síntesis del día
Panorama de la noche
Panorama de la tarde
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos