Agenda porteña

10/12/2019

Casi el 40% del acoso a las mujeres en el transporte sucede en colectivos

Así lo revela un estudio porteño, que señala la franja horaria entre las 10 y las 16 como la de mayores problemas; habrá un plan oficial para incluir esta perspectiva en las políticas de transporte.

"Estaba en la facultad, tenía 22 años. Iba a estudiar a lo de mi novio y estaba sentada en el asiento de atrás de todo del bondi". Mariana Pía tiene 31 años y recuerda con perfección aquella historia de hace casi diez. El hombre se paró al lado de ella y le mostró su pene erecto. "Al principio no entendí nada, era pleno día y el colectivo estaba lleno. Simplemente corrí la mirada para el otro lado, como superada. Cuando llegué a lo de mi novio me puse muy mal", cuenta. A Romina la tocaron desde atrás cuando subía al colectivo. "Me di vuelta indignada y el tipo levantó la pera, con cara de "sí, ¿y qué pensás hacer?. Me dio tanto miedo que me subí sin hacer nada", dice, entre otros ejemplos.

Las mujeres realizan el 58% de los viajes en el transporte público de la ciudad y la enorme mayoría (100%, según la encuesta que usa el gobierno porteño) afirma haberse sentido acosada alguna vez en la vida mientras viajaba en colectivo, subte o tren. Comentarios sexuales, persecuciones, fotografías no consentidas y hasta masturbación son algunas de las situaciones que las mujeres deben afrontar en el transporte público.

La brecha de género atraviesa la forma en la que hombres y mujeres se transportan en la ciudad. Más allá de la violencia sexual, ellas realizan en promedio un viaje más por día que sus pares varones (3 vs. 2) y tienden a recorrer distancias más cortas. Para Paula Bisiau, subsecretaria de Movilidad Sustentable y Segura, esto se relaciona con las actividades de cuidado -como limpiar, hacer las compras y atender a los hijos- que las mujeres realizan en promedio unas cinco horas por día. "Les dedicamos mucho tiempo a estas actividades en sí y a la movilidad que implican: realizamos más viajes que los varones (ellos van más del trabajo a la casa y viceversa). Eso nos insume más tiempo y dinero", explica en la presentación del Plan de Género y Movilidad de la Ciudad de Buenos Aires. El objetivo: incluir esa perspectiva en las políticas públicas de transporte.

La Secretaría de Transporte estudia la manera de hacer la movilidad más amigable para las mujeres en cuatro ejes. El primero es la planificación con perspectiva de género. Se trata, por ejemplo, de pensar en que en el metrobús se pueda pagar con SUBE en tierra, antes de subir al colectivo, para que las mujeres puedan hacerlo por la puerta del medio del ómnibus cuando llevan cochecitos. O en las villas que se urbanizan preguntar a las mujeres dónde convendría que esté la parada del colectivo en función de la luz y la comodidad de acceso.

Fuente: La Nación

Municipalidad de Tigre
Municipalidad de Lanus "Hace Tu parte"
Corrientes
Lotería de la provincia
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos