Agenda porteña

19/05/2022

Las grúas porteñas se llevan 14 autos por hora y hay quejas por la velocidad a la que andan

Las empresas a cargo funcionan con los contratos vencidos desde 2001. Quiénes son sus dueños y qué hay detrás.

Es viernes, 9 de la mañana. En Ayacucho, entre Corrientes y Sarmiento, una grúa frena junto a un auto mal estacionado y se baja un agente de tránsito que decide llevarse el vehículo, que está entre líneas blancas y azules, señal de que no debe estar allí. 
Alguien grita: "Chorros". Es la voz de un hombre que no es el dueño, pero que sí está cansado, como miles de porteños, de las grúas que se llevan 14 vehículos por hora y suman quejas porque andan más rápido de lo permitido, con acarreos arbitrarios y malos tratos a autos y conductores. 
Ahora es martes por la tarde y las grúas entran y salen permanentemente de la playa de acarreo detrás de la Facultad de Derecho. 
El ritmo de las camionetas que van a la caza de autos mal estacionados contrasta con la lenta llegada de los dueños, que arriban en Uber, Cabify o en taxis, el tercer gasto inesperado, que se suma al costo de $ 6.525 por el acarreo y el valor de la multa por mal estacionamiento: desde $ 5.837 hasta $ 17.511. 
Por la calle Facundo Quiroga, que es la última antes del comienzo de las vías del tren, hace minutos una grúa tiró un auto como una bolsa de papas. 
Casi de inmediato está frente a la barrera para volver a salir de "cacería". 
En 5 minutos que lleva Clarín en el lugar ingresan cuatro autos acarreados. 
Los acarreos suelen concentrarse en las zonas donde se encuentran las playas, que son tres: además de la de Facultad de Derecho, en Tacuarí al 1200; y la última en la playa subterránea de 9 de Julio y Sarmiento. 
Las grúas no van más allá de esa zona de influencia (Microcentro, Recoleta y Palermo) y tardan entre 25 y 30 minutos en salir y volver con un auto. 
Según la Secretaría de Transporte de la Ciudad, en 2021 las actas por mal estacionamiento ocuparon el segundo lugar en el ranking de las infracciones más comunes en la Ciudad. 
En función de esto, en las áreas de la Ciudad en las que funcionan las grúas, se hacen 344 acarreos por día, a razón de 14 por hora. Por eso, si se tiene en cuenta lo que se paga por cada acarreo, las empresas facturan unos $ 2.244.600 por día. 
La mayoría de los acarreos son correctos. 
Sin embargo, se acumulan quejas porque los cordones están despintados o no hay suficientes carteles que indiquen que está prohibido dejar el auto allí. Y por el maltrato y las roturas. 
"En todas las grúas va un agente de tránsito, que verifica que el auto se encuentra en infracción. Además, es obligatorio mostrar una foto al infractor para hacer más transparente el servicio", dice Alejandro Ok, director general de Gestión de Servicio de Movilidad de la Ciudad. 
De acuerdo con los contratos, en caso de haber algún daño, las empresas deben hacerse cargo de las roturas ocasionadas. Y aunque las grúas tienen la obligatoriedad de llevar agentes de tránsito desde 2008, también se producen infracciones de exceso de velocidad. 
En el caso de cordones despintados y zonas mal señalizadas, desde el Gobierno porteño sostienen que se incorporó información a Boti, el chat bot de la Ciudad, con el mapa actualizado de los lugares donde está permitido estacionar. Además, desde mediados del año pasado se mide el calor de las ruedas de los vehículos acarreados que llegan a las playas para verificar en qué condiciones fueron llevados. 
"Los controles están orientados a que se cumplan las normas. Si se constatan excesos de velocidad o roturas en vehículos producto del acarreo, el Gobierno de la Ciudad hace un apercibimiento a la concesionaria, que luego es la encargada de sancionar si corresponde", dijo Ok, y agregó: "Pueden apercibirlo, suspenderlo y hasta despedirlo si se repiten las faltas graves". 
Después de varios intentos fallidos de extender el estacionamiento medido a más barrios de la Ciudad, en los próximos meses se lanzará la licitación para que las grúas lleguen a toda la Ciudad, pero a pedido de la gente. "Por ejemplo, si un vecino de Villa Urquiza tiene un auto que le tapa el garaje, puede llamar a la grúa, algo que ahora no ocurre porque el acarreo sólo se da en zonas y barrios céntricos", aseguró Ok. 
Además, agregó que, cuando se aplique la nueva regulación, habrá otro cambio. Las empresas comenzarán a percibir un canon fijo por el servicio y ya no cobrarán por auto acarreado, como hasta ahora. Se están elaborando los pliegos para lanzar la licitación el mes próximo. 
Esta semana se dio un paso hacia otro cambio. Los residentes del área de estacionamiento medido ya pueden inscribirse para no tener que pagar en un radio de 300 metros de sus domicilios. Es porque a partir de junio, y luego de más de tres décadas, ya no habrá más parquímetros, tickeadoras y cospeles. En las zonas donde ahora funcionan los 4.000 lugares de estacionamiento medido, se podrá pagar a través de una aplicación desde el teléfono celular. 
"Estacioné en un lugar en el que había muchos autos y un cartel que decía ´prohibido estacionar, 5 metros de distancia´; me fijé y estaba fuera de los 5 metros; la línea estaba blanca, en la calle Sánchez de Bustamante", dice Enrique, que sale con su esposa de la playa de acarreo. "Me faltó ver un cartel que en la esquina decía que estaba prohibido estacionar. No lo fui a ver", agrega el hombre. 
"Estaba bien estacionada, pero no puse el ticket", dice María, que sale de atrás de Derecho y admite su error. 
En la Defensoría del Pueblo de la Ciudad le explicaron a Clarín que un vehículo puede ser llevado por la grúa si se lo dejó en cuadras con prohibición vigente, o afectando la normal circulación, o invadiendo rampas, ciclovías y espacios reservados, entre otros casos. Pero hay límites bien definidos para tener en cuenta. 
"Los encargados del acarreo no podrán hacerlo si el conductor se encuentra dentro del vehículo o si llega al lugar justo en el momento en el que están por llevárselo", aclararon. 
"La remoción -agregaron- sólo podrá ser dispuesta por un funcionario público con poder de policía o por un agente de control de tránsito, quien determinará cuándo procede. No son los acarreadores los que deciden". Es por esta razón que siempre a un conductor de grúa lo acompaña un agente, aunque hay acarreos que se realizan en un horario que se puede estacionar en los lugares prohibidos, después de las 21. 
 

Fuente: Clarín

Municipalidad de Tigre
Municipalidad de Lanus "Hace Tu parte"
Corrientes
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Municipalidad de Merlo
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos