Agenda porteña

16/10/2020

Otro paso: reabren las primeras escuelas privadas en la Capital

Ya obtuvieron autorización del Ministerio de Educación porteño 89 primarias y 80 secundarias; estas últimas empiezan a recibir alumnos desde hoy y aquellas, desde el lunes próximo; once instituciones públicas ya volvieron

"El trámite para volver fue rapidísimo. Mandamos la nota ayer [por anteayer]. La autorización para abrir la secundaria llegó el mismo día y la de primaria llegó hoy [por ayer]. Cuando nos llegó la autorización, festejamos. Morimos por ver entrar a los chicos", comentaba ayer con alegría Ángela Oría, una de las directoras generales del Colegio San Francisco Javier, de Palermo, que comenzará a recibir a sus alumnos de último año del secundario a partir del lunes próximo y a los de séptimo grado, la semana siguiente. 

La institución es una de las 89 primarias y las 80 secundarias privadas porteñas ya autorizadas a reabrir por el Ministerio de Educación de la ciudad de Buenos Aires. Todas, y otras más que ya elevaron el pedido, se comprometieron a cumplir con los lineamientos de regreso a las aulas para las actividades de acompañamiento. 

Si bien la participación de los estudiantes será optativa, en total suman alrededor de 35.000los alumnos que cursan séptimo grado y el último año de secundaria en establecimientos privados y podrían volver a la presencialidad si sus colegios abren y sus familias los autorizan a asistir. 

Por ahora, según definió el Consejo Federal de Educación a partir del semáforo epidemiológico, solo esos cursos pueden retornar a la escuela y para actividades extraescolares. Las primarias que ya obtuvieron el permiso podrán reabrir desde el lunes próximo. Y las secundarias, desde hoy. Así será en el colegio Limerick, de Flores. "Mañana [por hoy] empezamos con tres grupos", confirmó la rectora, María Virginia Garjón. 

Hasta la fecha, reanudaron la actividad presencial once instituciones de gestión estatal, la mayoría técnicas. Los alumnos todavía no tienen permitido el uso del transporte público para ir a la escuela, solo los directivos y docentes. Según fuentes del Ministerio de Educación porteño, siguen las negociaciones con el gobierno nacional para destrabar la situación. 

"Me emociono de solo imaginar que los chicos vuelven", agregó Oría. Desde el martes, cuando en el San Javier recibieron el protocolo, el equipo directivo de la institución comenzó a buscar alternativas para lograr cumplir las normas del protocolo y, a su vez, crear una organización viable. 

Según indica el "Protocolo de actividades educativas de revinculación, orientación e intercambio y actividades presenciales de cierre del año lectivo", las escuelas deberán conformar grupos de hasta 10 personas -o células- que deberán estar integrados siempre por los mismos estudiantes y docentes. La idea es que, ante un caso positivo de Covid-l9, solo se aísle a los integrantes de la "célula" y no sea necesario cerrar la escuela completa. 

Los alumnos podrán asistir al colegio entre dos y cuatro veces por semana. Cada institución podrá definir la frecuencia y duración de las actividades que dictará. 

Además de procurar el uso de tapabocas y el mantenimiento del distanciamiento social, los colegios deberán asegurarse de que se les tome la temperatura a todas las personas que ingresen al establecimiento. En caso de que alguna presente una temperatura de 37,5°C o más, deberá regresar a su casa. 

En el colegio San Francisco Javier, desde el lunes próximos los 40 alumnos de quinto año estarán divididos en cuatro en aulas distintas -10 por clase-. Irán cuatro veces por semana, tres horas por día, y cada salón tendrá un profesor a cargo, que será siempre el mismo. 

Para que los estudiantes puedan cerrar el contenido de cuatro asignaturas diferentes, el colegio se organizó de la siguiente forma: durante la primera hora, uno de los docentes dará clases en el aula que le fue asignada. En simultáneo, los otros tres grupos verán a este docente en pantallas ubicadas en sus salones. En la segunda hora, sucederá lo mismo, pero con otro profesor. De esta manera, se irán turnando los cuatro. 

"Es notoria la adhesión de alumnos. El 98% van a estar presentes el lunes. Los que no vienen es porque están en otra provincia o país. Incluso, una familia que está en Uruguay y tiene previsto quedarse allá hasta febrero porque tienen familia uruguaya me contó que su hijo de séptimo les está rogando volver para venir al colegio", relató Oría. 

Para los colegios con mayor cantidad de alumnos, el desafío de organización es aún mayor. En el Colegio Tarbut, por ejemplo, los alumnos de quinto año son 59 y estarán distribuidos en ocho grupos en "espacios burbuja". Como su edificio de primaria queda en provincia, el colegio solo podrá abrir su nivel secundario, ubicado en Núñez. "El martes que viene vamos a hacer una prueba piloto de dos horas. Queremos probar cómo funcionan los protocolos. A partir de eso, definiremos la periodicidad y la cantidad de actividades que vamos a poder mantener. Estamos muy contentos de volver, pero queremos ser cuidadosos ante todo", sostuvo Lilia Pinto, directora ejecutiva del colegio. 
 

Fuente: La Nación

Municipalidad de Tigre
Municipalidad de Lanus "Hace Tu parte"
Corrientes
Lotería de la provincia
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos