Deportes

09/12/2019

Con Riquelme como imán, Ameal se convirtió en el nuevo presidente de Boca

Con la mitad de los votos escrutados, la principal lista opositora ampliaba la brecha sobre el oficialismo liderado por Gribaudo. Beraldi quedó tercero.

Jorge Amor Ameal será el nuevo presidente de Boca. Juan Román Riquelme, el gran elector, será por los próximos cuatro años el nuevo dueño de la pelota en el club donde se forjó como uno de los más grandes ídolos de la historia. Al menos esa fue la tendencia que se tornó irreversible en un escrutinio que comenzó pasadas las 19 de ayer y que cerca de la 1.30 de la madrugada de hoy, al cierre de esta edición, avanzaba a paso de hombre.

El resultado de las elecciones, que fueron históricas porque tuvieron récord de participación al contar con 38.363 votantes, contiene múltiples lecturas. Significó el final de más de dos décadas de una gestión que arrancó allá lejos por 1996 y que sirvió como impensado trampolín para que Mauricio Macri terminara siendo presidente de la Nación. Es también la consecuencia de ocho años de conducción de Daniel Angelici, que concluyó con seis vueltas olímpicas a nivel local, pero que sucumbió en las aventuras internacionales, esas que prometió con pasaportes en su primera campaña y que al final tuvieron al River de Marcelo Gallardo, el rival de toda la vida, como el gran protagonista.

Entrado el lunes y después de un escrutinio que apenas había contado poco más la mitad de los votos emitidos, la fórmula encabezada por Ameal y Mario Pergolini sumaba 9.797 votos y superaba con amplitud a la lista oficialista liderada por Christian Gribaudo y Juan Carlos Crespi, que reunía 6.566. Más atrás, como tercera en discordia, quedó la fórmula de José Beraldi y Royco Ferrari, que acumulaba 3.180 sufragios.

Pasadas las 0.30 de hoy, cuando la diferencia entre primero y segundo, ya se acercaba a los 3 mil votos, los seguidores de "Identidad Xeneize" comenzaban a celebrar el triunfo al canto "Se siente, se siente, Jorge presidente".

Y desde el oficialismo, con resignación, empezaban a admitir en voz baja que las tendencias comenzaban a ser ?no reversibles? aunque quedaba mucho escrutinio. Acto seguido, Gribaudo salió a felicitar a Ameal.

El recuento, curiosamente y más allá de las pasiones cruzadas de las agrupaciones, se llevó adelante con un clima de extrema tranquilidad.

La gran incógnita pasa ahora por conocer cuáles serán las primeras medidas de Ameal presidente y de Riquelme como dueño del fútbol profesional. Antes de que se celebraran las elecciones, habían adelantado que tenían asegurado el entrenador que reemplazará a Alfaro. ¿Será Miguel Angel Russo secundado por un histórico como Sebastián Battaglia, como se rumoreaba anoche? Por ahora, el misterio sigue en pie. Lo que está claro es que después de casi un cuarto siglo, Boca cambia de manos. Y su máximo ídolo será la cara visible de esta renovación.

Fuente: Clarín

Gobierno Cordoba
Corrientes
Lotería de la provincia
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos