Deportes

23/08/2021

Pechito López, para la historia: ganó las 24 Horas de Le Mans

Es el segundo argentino en obtener la mítica prueba en la que José Froilán González triunfó en 1954.

Si se aprende de las tristezas, José María López puede dar cuenta de ello. 
En 2019, un pinchazo le sacó el triunfo en las 24 Horas de Le Mans. Y en 2020 iba puntero cuando una falla en el motor lo retrasó hasta terminar tercero. Primero tuvo que sufrir Pechito. Y vaya si sufrió. Pero el trabajo tiene recompensa y las lágrimas esta vez fueron de emoción y de alegría. 
El cordobés de Río Tercero se convirtió ayer en el segundo argentino en festejar en la mítica prueba en el circuito ubicado en el departamento de Le Sarthe, donde José Froilán González ganó en 1954. Y el triunfo fue nuevamente argentino. 
Como esa bandera celeste y blanca con la que López posó sobre el Toyota número 7 que compartió con el británico Mike Conway y el japonés Kamu Kobayashi. La misma que llevó a lo más alto del podio. Justo él, el piloto que lleva al automovilismo nacional a la elite del mundo motor. 
"Esta carrera es muy dura y cuando sufrís como nosotros en los años anteriores, creo que es especial. La primera siempre es muy especial", señaló Pechito una vez vencedor. 
El cordobés y sus compañeros venían de ganar las 6 Horas de Monza, aventajaron por dos vueltas al Toyota número 8, integrado por el suizo Sebastien Buemi, el neozelandés Bertrand Hartley y el japonés Kazuki Nakajima, el equipo ganador en la prueba de 2020, que sufrió un incidente en la salida del sábado, que lo obligó tras un golpe provocado por el Glickenhaus N° 708 a detenerse para reiniciar sus sistemas. Necesitó 16 vueltas para recuperar el segundo puesto que tenía en la parrilla de salida. López, Conway y Kobayashi son los líderes del Campeonato Mundial de Resistencia. Y Pechito llegó a las 8 victorias en la WEC y es el máximo vencedor argentino en la categoría. 
Fue clave la participación de López, porque fue el piloto que menos tiempo estuvo al mando del auto, pero quien se encargó de los momentos más complicados, ya que condujo durante gran parte de la noche y de la madrugada, con lluvia y pista mojada. 
"Subirme al coche justo por la noche, cuando perdimos el liderazgo, fue la mejor parte para mí. Volví a estar adelante y me alejé un poco. Eso fue bueno", comentó. 
Se trata de una reivindicación para el oriundo de Río Tercero, uno de los mejores exponentes del automovilismo nacional, al que solo le faltó llegar a la Fórmula 1. 
No fue todo tranquilidad para los Toyota. Sus autos vivieron problemas de abastecimiento que reavivaron las dudas sobre su fiabilidad. Hacia las 4 de la Argentina, los mecánicos de la escudería japonesa ya no pudieron llenar completo el depósito del N°8 y posteriormente el del N°7, lo que obligó a recortar sus relevos. 
"Cuando tuvimos este problema de combustible, hicimos muchas cosas en el coche. Fue muy estresante", agregó el argentino, quien se emocionó hasta las lágrimas cuando Kobayashi cruzó la meta. 
El corredor de Río Tercero se mostró exultante por la conquista, enfundado en la bandera argentina, que utilizó para envolver el trofeo entregado a cada uno de los ganadores de la mítica prueba. Y el celeste y blanco flameó gracias al domingo de gloria de José María López. 
 

Fuente: Clarín

Municipalidad de Tigre
Municipalidad de Lanus "Hace Tu parte"
Corrientes
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos