Información General

10/08/2022

A las playas de Las Toninas llegará el cable de internet más largo del mundo

Tendrá 13.500 kilómetros de extensión; unirá la localidad bonaerense con tres ciudades de Estados Unidos, Uruguay y Brasil

En 2023 comenzará a funcionar el cable submarino para internet más largo del mundo, y una de sus cabeceras estará en la localidad balnearia de Las Toninas, en la costa atlántica argentina. La otra, en Myrtle Beach (Estados Unidos). Entre medio, el cable hará dos desvíos: a Punta del Este (Uruguay) y a Praia Grande (Brasil), para completar un recorrido de 13.500 kilómetros. 
Se trata del cable Firmina, financiado por Google: la compañía lo presentó en junio de 2021, y anteayer por la tarde, coincidiendo con los festejos por los 15 años de la firma en la Argentina, el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) anunció que firmó la autorización correspondiente que habilita su llegada a territorio argentino, después de hacer los estudios técnicos y de impacto ambiental correspondientes. 
Firmina es el segundo cable submarino dedicado al transporte de datos que tiene Google en el país: el otro es Tannat, construido junto con Alcatel, que desde 2020 vincula a nuestro país con Uruguay y Brasil. 
Cuando Firmina esté operativo, el año próximo, Google contará con 16 cables submarinos propios en todo el mundo, incluyendo Curie (que conecta Chile con Estados Unidos), Monet (que va de Brasil a Estados Unidos), Junior (que conecta las ciudades de Praia Grande y Río de Janeiro, en Brasil) y Tannat. 
Todos ellos son propiedad de la compañía y de uso exclusivo: con esta apuesta Google podrá ofrecer mejores conexiones a sus servicios digitales, sean las búsquedas, los videos de YouTube, servicios corporativos en la nube y más. La compañía no es la única: tanto Meta (la dueña de Facebook) como Microsoft tienen cables submarinos propios en el mundo. Por ejemplo, en noviembre de 2021 comenzó a operar Malbec, un cable de Meta y GlobeNet que duplicó la conectividad internacional que tenía nuestro país hasta entonces. 
El nombre del cable, que se hizo viral ayer, rinde homenaje a Maria Firmina dos Reis (1825-1917), considerada la primera novelista brasileña, cuya única novela, Úrsula (1859), describe la vida de los esclavos africanos en Brasil. 
Según Google, la entrada en funcionamiento de Tannat y Firmina tendrá un impacto positivo en el PBI argentino entre 2020 y 2027, que calcula en 23.700 millones de dólares: según la compañía una mejor conectividad ayuda a mejorar la economía; al sumar al cable Firmina a los ya existentes, Google puede liberar capacidad en los cables anteriores, lo que permitirá a otros jugadores ofrecer mejor acceso a internet, lo que debería ?según las estimaciones? tener un efecto positivo en la economía nacional. 
Los cables submarinos son un método muy eficiente que se usa en todo el mundo para ofrecer conexiones a internet de alta velocidad y mucha capacidad cuando se intentan conectar centros de datos a grandes distancias (como Estados Unidos con la Argentina, o nuestro país con Europa), y son el método preferido para las conexiones transoceánicas, más allá de que se complementen con las conexiones satelitales y redes de fibra óptica terrestre. De hecho, transportan el 97 por ciento de los datos de internet, según algunas estimaciones. 
En el caso de Firmina, el cable tiene una capacidad de 15,03 terabits por segundo (Tbps) por cada uno de sus doce pares de fibra. Como referencia, esos 15 Tbps equivalen a 15.000.000 Mbps (megabits por segundo); una conexión hogareña nacional tiene un ancho de banda promedio de 45 Mbps. 
En el caso de Firmina, además de ser el más largo del mundo tiene otra particularidad: cuando esté listo en 2023 será el primer cable submarino que es capaz de funcionar con una sola fuente de energía en uno de sus extremos, en caso de que sus otras fuentes de energía no estén disponibles temporalmente, según indicó la compañía. En un cable submarino convencional, los datos viajan por una fibra óptica como impulsos de luz; el cable lleva también una corriente eléctrica para alimentar los amplificadores de luz cada 100 kilómetros. 
En la Argentina, todos los cables submarinos llegan a Las Toninas, que funciona como una suerte de capital nacional de internet: con Firmina ya será una decena de cables de fibra óptica que sale a la superficie en esa playa bonaerense y que llevan y traen datos, sea un mensaje de WhatsApp, un video de Netflix o una videollamada. Las Toninas fue elegida por su relativa cercanía a Buenos Aires y el lecho rocoso, que facilita la instalación de los cables. Esa ciudad balnearia no es el único punto de acceso a internet que tiene el país, que a lo largo de toda su frontera tiene otros vínculos terrestres con Chile, Brasil y Paraguay. 
 

Fuente: La Nación

Municipalidad de Tigre
Municipalidad de Lanus "Teléfono útiles genero"
Corrientes
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Municipalidad de Merlo
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos