Información General

09/08/2021

Recomiendan barbijos de alta calidad para protegerse contra la variante delta

Las mascarillas N95 son las que más aconsejan los expertos; el material y el calce resultan factores fundamentales; el caso de los chicos

Algunos expertos dicen que las recomendaciones de salud pública sobre el uso del barbijo deberían especificar también qué tipo hay que usar. 
"La variante delta es tan contagiosa que la pregunta no es barbijo sí o barbijo no, sino directamente sobre la necesidad de usar barbijos de alta calidad", como las mascarillas N95, dijo Scott Gottlieb, excomisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), durante una reciente aparición en un programa de la cadena CBS. 
Monica Gandhi, profesora de enfermedades infectocontagiosas de la Universidad de California en San Francisco, opina algo parecido: "Para volver a usar barbijo hay que hablar de la calidad y el tipo de barbijo". 
Los expertos recalcan que la vacuna sigue siendo la primera línea de defensa contra el coronavirus. 
"La mejor prevención que tenemos, por lejos, son las vacunas", sentencia Paul Sax, director clínico de la División de Enfermedades Infectocontagiosas del Hospital Brigham and Women?s de la ciudad de Boston. "Cualquier otra precaución empalidece frente a vacunarse y vacunar a todas las personas priorizadas para hacerlo" agrega. 
Ante el riesgo de una rápida propagación de la variante delta, "en este momento lo mejor sería apuntar a barbijos de alta calidad", especialmente quienes no están vacunados y por lo tanto pueden desarrollar un cuadro grave de Covid- 19, detalla Chris Cappa, ingeniero medioambiental y profesor de la Universidad de California en Davis. 
Y en cuanto a los totalmente vacunados que pueden seguir en riesgo de un contagio posvacunación, Cappa señala que "la variante delta es un buen recordatorio de que no deberíamos dejar de usar barbijo en entornos proclives al contagio". 
El secreto de un barbijo eficaz depende de dos cosas: el material y el calce. Los barbijos de calidad médica, como las mascarillas N95, protegen mejor del contagio de coronavirus que los barbijos quirúrgicos o de tela, recuerda Linsey Marr, experta en aerosoles y virus de transmisión aérea del Instituto Tecnológico de Virginia. 
Y como la variante delta se contagia con mucha más facilidad que las cepas del coronavirus que circulaban hasta ahora, "realmente necesitamos barbijos altamente protectores, junto a todos los demás cuidados", advierte Marr. "Antes un simple tapabocas de tela podía servir, pero ya no", especialmente para los que siguen sin vacunarse. 
Los barbijos hechos con material tejido no son tan efectivos para filtrar partículas virales como los no tejidos de propileno que se usan para fabricar barbijos quirúrgicos y mascarillas, dice Marr. Y un N95 utilizado correctamente corre con ventaja frente a los barbijos quirúrgicos comunes, porque está diseñado para ajustarse perfectamente a la forma de la cara, lo que le permite filtrar al menos el 95% de las partículas aerotransportadas. 
"Un barbijo quirúrgico es un simple rectángulo plisado y uno tiene que acomodárselo, porque la cara no es plana como un rectángulo, y por lo tanto entra y sale aire por los costados", aclara. 
En el mercado, sin embargo, hay muchos barbijos N95 que son falsos, pero los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) han publicado online consejos para detectarlos. 
Los KN95 son fabricados en China y pueden ser equivalentes en efectividad a los N95, pero no han pasado por el proceso de aprobación en Estados Unidos. 
También es crucial que el N95 sea usado adecuadamente: todo el contorno del barbijo debe estar en contacto con la cara, sin dejar bordes libres que dejen entrar o salir el aire por los costados. Marr sugiere calzarse el barbijo y presionar con las manos los contornos: si respirar se vuelve visiblemente más difícil, el barbijo no estaba bien ajustado. 
Los que usan anteojos tienen otro método: si los lentes se empañan mucho, significa que está pasando aire por los bordes. 
A diferencia de los barbijos de tela, los N95 no se pueden lavar, así que debemos prestar atención al estado en que se encuentra para reponerlo cuando haga falta. Cuando no lo llevamos puesto, los expertos recomiendan ventilarlo, preferentemente al sol. Y si tiene alguna rotura o evidencia de desgarro, lo mejor es cambiarlo. 
Pasarse a los barbijos N95 es una excelente idea, especialmente para las personas de riesgo. "Si van a estar en entornos con personas no vacunadas y donde no saben quién está vacunado y quién no, lo más razonable es que usen barbijos más efectivos para protegerse", relata Sax. 
Aunque muchos expertos consideran que los N95 son el estándar máximo, suelen resultar incómodos después de un uso prolongado. 
Pensemos por ejemplo en los niños, que no son priorizados para recibir vacunas, pero ya tienen edad suficiente para usar barbijo. Es probable que los N95 estándar sean demasiado grandes para calzar bien en la cara de un niño. Y como para ser efectiva cualquier cubierta facial debe usarse correctamente, "lo que hay que priorizar en ellos es que el barbijo sea cómodo, y fácil de poner y quitar", dice Gandhi. 
Si un niño está inmunodeprimido, sugiere aumentar la protección con un barbijo tricapa, que intercala una intermedia de filtro entre dos de tela. 
 

Fuente: La Nación

Municipalidad de Tigre
Municipalidad de Lanus "Hace Tu parte"
Corrientes
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos