Negocios y economía

03/12/2020

Con menos pasajeros y sin café ni mantas, vuelven los ómnibus de larga distancia

Los servicios se adecúan a las medidas de prevención de Covid-19; el aire acondicionado debe tener renovación permanente

Habilitados ya los vuelos de cabotaje y los traslados en autos particulares, con la apertura de la temporada de verano en algunas provincias empezaron a circular también los colectivos de larga distancia, que irán sumando servicios a medida que se abran más fronteras entre las jurisdicciones. Pero los viajes serán distintos: con menor cantidad de pasajeros y con el aire acondicionado con renovación permanente, entre otras especificaciones con el fin de prevenir contagios de Covid-19. 

Anteayer se lanzó la temporada en la provincia de Buenos Aires y el próximo martes se iniciará en la ciudad de Buenos Aires. Santa Fe, Corrientes, Mendoza, Salta, Jujuy, Tucumán, La Rioja y Neuquén son las otras provincias con turismo habilitado donde ya pueden circular los colectivos de larga distancia, al igual que los trenes de pasajeros y los vuelos comerciales. 

En todos los casos, el uso de barbijo o tapaboca será obligatorio tanto en la estación terminal, como durante el viaje y al descender de las unidades. 

Los ómnibus, al igual que el resto del transporte, deberán respetar un protocolo que reduce la capacidad de sus unidades de acuerdo con el tipo de servicio. En los coches semicama se admitirán hasta 37 pasajeros (60% de ocupación, la misma prevista para las formaciones ferroviarias), 26 pasajeros en cama ejecutivo (65%) y 18 pasajeros en cama suite (80%). En todo momento los choferes deberán promover el silencio durante el viaje para evitar la dispersión de gotas y aerosoles. 

El uso del aire acondicionado era una de las condiciones que más dudas despertaba hasta que finalmente quedó establecido el protocolo. Según el Ministerio de Transporte de la Nación se podrá utilizar, pero se deberá realizar al menos 20 renovaciones de ciclo aire exterior por hora a través del mismo dispositivo en modo no recirculación. 

Los aviones realizan entre 50 y 60 renovaciones de aire por hora y se está trabajando para que los colectivos cuenten con equipos similares. 

Para el caso de los trenes, se recomienda que todas las ventanillas de emergencia estén abiertas durante el viaje mientras se utilice el aire acondicionado y, en épocas de altas temperaturas, usar el equipo en un modo que garantice la mayor toma de aire del exterior. 

Mantas, almohadas, revistas y auriculares estarán suspendidos durante el viaje en aquellos servicios de colectivos de larga distancia que los ofrecían antes de la pandemia, aunque si los pasajeros desean aprovisionarse de estos elementos previo al viaje, podrán hacerlo. Lo mismo ocurrirá con el catering: máquinas de jugos y café que no estarán disponibles. Las personas podrán llevar sus propios alimentos. 

El protocolo también establece que todos los pasajeros deberán permanecer sentados durante el viaje, excepto para usar el baño, que deberá contar con jabón, aunque se recomienda a los usuarios tener sus propios productos de limpieza y protección personal. En el sanitario habrá un rociador con una solución de agua y lavandina para la sanitización del lugar una vez se termine de utilizar. 

Las medidas de prevención apelan a un comportamiento social adecuado y responsable para reducir los riesgos, pero los choferes deberán hacer cumplir las normas, así como estar atentos a posibles síntomas compatibles con Covid-19 que presente algún pasajero. Ante esta situación, la persona deberá ser aislada a una distancia no menor de tres metros del resto de los pasajeros y asistir a un centro de salud que se encuentre en la traza del recorrido. 

Anteayer, la provincia de Buenos Aires lanzó su temporada de verano por lo que las unidades de larga distancia ya empezaron a circular. Todos los turistas deben gestionar el certificado Verano -habilitante para vacacionar- desde el portal Verano o a través de la aplicación CuidAr. 

En la Capital la apertura nacional será el próximo martes y los requisitos a tener en cuenta son la declaración jurada para descartar síntomas de coronavirus y los test PCR que se podrán hacer en la terminal Dellepiane o en puestos habilitados por la Ciudad dentro de las primeras 24 horas de arribo. 

Santa Fe (certificado Verano, cobertura sanitaria y reserva de alojamiento o servicio turístico) ya habilitó el turismo interno y abrirá las fronteras para los viajeros nacionales el 1° de enero. Corrientes recibe a turistas desde el 20 de noviembre con la obligatoriedad de contar con certificado de Covid-19 negativo, gestionar un permiso para ingresar a la provincia y una declaración jurada, además de la reserva de hospedaje. 

Tucumán (declaración jurada, certificado de Covid-19 negativo según la vía de ingreso y reserva de alojamiento), Jujuy (certificado Verano), Salta y La Rioja (certificado Verano y apertura de turismo regional para todo el país desde el 1° de enero), Neuquén (certificado Verano, cobertura sanitaria para mayores de 60 años y grupos de riesgo, y reserva de alojamiento) y Mendoza ya tienen actividad turística. 

Córdoba, Santiago del Estero, Río Negro, Tierra del Fuego y Entre Ríos (desde mañana); Catamarca (desde el 14); Misiones, San Juan y San Luis (desde el 15); y Santa Cruz (desde el 28) se preparan para recibir turistas con el certificado Verano y, en algunos casos, test PCR negativo. 

Fuente: La Nación

Municipalidad de Tigre
Municipalidad de Lanus "Hace Tu parte"
Corrientes
Lotería de la provincia
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos