Negocios y economía

18/01/2023

La canasta básica alimentaria aumentó por encima del 100% durante el 2022

La pobreza creció al final del año y según la UTDT terminó en 40%

Si en el Gobierno hubo algún festejo porque la inflación cerró por debajo del 100%, eso tuvo un límite con impacto en variables sociales claves. Y es que las canastas básicas, tanto la alimentaria (que marca el ritmo de la línea de indigencia) como la total (que define la línea de pobreza), no corrieron la misma suerte y subieron por encima del 100% a lo largo del 2022 y de esa forma mostraron el carácter particularmente regresivo de la inflación a lo largo del año: para las personas de los deciles inferiores, que intentan no quedar por debajo de ambas líneas, fue más complicada la dinámica de los precios. En diciembre, en cambio, se movieron apenas por debajo del IPC. 
De esa forma, para el Departamento de Economía de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), que publica todos los meses el Nowcast de Pobreza, un indicador que busca aproximarse por adelantado al Índice de Pobreza informado en forma semestral por el Indec, el semestre móvil julio-diciembre terminó nuevamente por arriba del 40%. En rigor, lo ubicaron en 40,2%, luego de ocho subas consecutivas. 
Si esto se corrobora en los datos oficiales, representará una suba extraordinaria en los últimos seis meses. En el primer semestre, según datos del Indec, la pobreza se ubicó en el 36,5%. La vuelta a superar el 40% llevaría el indicador a niveles similares a los de la primera mitad de 2021, cuando la economía todavía se estaba recuperando de lo peor de las restricciones pandémicas. 
El Indec publicó el informe Valorización mensual de la canasta básica alimentaria y de la canasta básica total, correspondiente a diciembre en el Gran Buenos Aires. La suba mensual de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), la inflación de los indigentes, fue de 5% y estuvo apenas por debajo del 5,1% del IPC nacional. 
El incremento de la Canasta Básica Total (CBT), en cambio, fue de 4,5%. En el año, sin embargo, las subas fueron extraordinarias y por encima de la inflación general: la CBA trepó 103,8% y la CBT 100,3%. Incrementos récord que llevaron a que una familia tipo, de cuatro integrantes y que no paga alquiler, necesitara $152.515 para no ser considerada pobre. Ese mismo grupo precisó $67.187 para no ser indigente. 
El detalle de que la medición del Indec dé por hecho que ese hogar no paga un alquiler es relevante, ya que no todas las familias son propietarias. El CESO publica un relevamiento mensual que da cuenta de los precios de los alquileres en la Ciudad de Buenos Aires. Pero la cosa empeoró en enero, aunque un tres ambientes, de tamaño esperable para que vivan cuatro personas, ya tuvo un costo promedio de $115.000 en diciembre, lo cual llevaría a una CBT de $267.515 para un hogar tipo que alquila. Nada menos. El alquiler de un dos ambientes, en cambio, promedió los $78.000, lo cual ubicaría esa CBT imaginaria en $230.515. 
Si bien los que traccionaron a la CBT a lo largo del año fueron los alimentos, la tendencia se revirtió durante los últimos meses y, por la suba de las tarifas y de los combustibles, comenzaron a liderar los regulados, tal como destacó un informe de Isepci. 
 

Fuente: BAE

Municipalidad de Tigre
Municipalidad de Lanus "Teléfono útiles genero"
Corrientes
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Municipalidad de Merlo
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos