Negocios y economía

23/05/2022

La pandemia impulsó el consumo de whisky en el país, una tendencia que sigue creciendo

La incorporación de una mayor cantidad de mujeres y jóvenes amplió el mercado

Para relajar después del trabajo o para tomar mirando una serie, para degustar con amigos o para masticar en soledad, para acompañar un asado o para darle más gusto al pescado. 
El whisky está presente en cientos de situaciones de consumo y de eso dan fe los argentinos, que toman cada vez más. 
Según estimaciones del Museo del Whisky, el consumo aumentó un 6.000% entre el 2000 y este año, mientras que distintos informes privados muestran incrementos anuales constantes. 
Referentes del sector y productores argentinos aseguraron a BAE Negocios que la pandemia, las redes sociales y el recambio generacional ayudaron a que el consumo y el interés por la bebida crezcan considerablemente. 
"Argentina siempre fue un gran consumidor de whisky blend, pero en los últimos diez años se empezó a tomar mucho de malta. 
Su consumo está creciendo enormemente", reconoció Néstor Serenelli, dueño de La Alazana Whisky. En 2020, el whisky movió más de 11 millones de litros entre supermercados, minoristas y restaurantes, un 1,5% más que el año anterior, y la suba se mantuvo en 2021. 
Sebastián Maggi, brand ambassador del Portfolio Reserve de Diageo Argentina, expresó que ?la categoría completa crece, no solo el scotch sino también el mercado del bourbon y el de whisky japonés. Incluso el mercado de maltas se está incrementando de la mano de la difusión de esta bebida?. 
En este sentido, Eugenia Harttig, fundadora del espacio Minas Whisky y referente de la bebida, señaló a este medio que "hay grandes movidas de marketing" que potenciaron el consumo, pero que las redes sociales también contribuyeron: "Hay un montón de comunidades wiskheras o plataformas que hablan de whisky. También los medios, que cuando hacen un buen trabajo se habla más y mejor". A esto se sumó Santiago Mignone, uno de los fundadores del whisky EM&C: "Hay público y también gente que sabe trabajar muy bien el tema, como el Museo del Whisky". 
El dueño de ese espacio, Miguel Ángel Reigosa, explicó que el consumo aumentó porque se le abrieron las puertas a las mujeres y a los jóvenes. "Antes, el whisky era una bebida de viejos, pero ahora eso ya no existe más", agregó. "Las nuevas generaciones tienden a explorar cosas de buena calidad", coincidió Serenelli. 
Por su parte, Adriel Labbe, director de Marketing de Pernod Ricard Argentina, reconoció que "hace tiempo que los consumidores jóvenes toman mayor protagonismo dentro del consumo de whiskies". Muchos de ellos se sumaron al Día del Whisky, que se celebró el sábado. 
El éxito de los destilados "El whisky viene con un desarrollo muy grande a nivel global, y hay una ampliación porque hay otro público que se acerca con otra mirada. El consumo está cada vez más abierto: mucha gente que se incorpora desde la coctelería o desde las mezclas y no desde el turismo", consignó Julián Díaz, de 878 Bar. 
Díaz produce Barricada, un whisky con acabado en barricas de Malamado, junto a La Orden del Libertador, un emprendimiento argentino de Ezequiel Domínguez y Niovi Angelidi. 
Además de las causas ya detalladas, ellos suman otras dos: el boca a boca, porque "hay poca gente que es tan apasionadamente crítica de una bebida como los devotos del whisky", y el boom del gin en Europa. 
En ese sentido, Cristian Williams, que el año que viene sacará al mercado The Williams Casanegra, explicó que "en Argentina todo repercute un poco más tarde", pero que a largo plazo "el consumidor argentino va a entender lo que es un whisky de calidad". Natalia Grego, periodista y embajadora del Museo del Whisky, mencionó que "es una cuestión de moda" lo que ayudó a que no solo creciera el interés por tomar whisky sino también por aprender y conocer la bebida. 
De acuerdo con International Wine and Spirits Report, el 73% del whisky consumido en Argentina es nacional. Del restante 27%, el 89% es escocés, el 6% es americano y el 5% es irlandés. En lo que respecta a los nacionales, Pernod Ricard cuenta con el 66% del mercado, seguido por Llorente (20%) y por Grupo Campari (14%). En cambio, la ecuación cambia en importados, ya que Diageo posee el 54%, Pernod Ricard cuenta con el 28%, el Grupo Campari tiene el 8%, Premier cubre el 6% y Cepas Argentinas alcanza el 3%. 
Si bien las marcas premium, super premium y ultraprestige cuenta con una menor participación de mercado, son las que más valor aportan. De acuerdo con una estimación a tres años realizada por International Wine and Spirits Report, se espera que los segmentos de mayor precio tengan un crecimiento del 52%. 
 

Fuente: BAE

Municipalidad de Tigre
Municipalidad de Lanus "Hace Tu parte"
Corrientes
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Municipalidad de Merlo
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos