Negocios y economía

15/09/2021

Nike: ingresos de la NBA superan por primera vez los del fútbol

La facturación de la división básquetbol se situó en u$s1.692 millones y aumentó un 22,7% desde 2017. El fútbol, por el contrario, perdió u$s460 millones en volumen de negocio en este período.

Existió un período en que el fútbol era el principal motor de crecimiento de Nike, a tal punto que su ofensiva en patrocinios se tradujo en un fuerte aumento en la venta de artículos deportivos que llegó a rivalizar con la categoría de entrenamiento como la tercera más relevante, solo por detrás del athleisure y el running. 
Sin embargo, en el último lustro, su negocio futbolístico cayó un 21,5%. Su heredero en la actualidad es el básquetbol, que en el mismo período se disparó un 22,7% y superó en ingresos por primera vez en la historia al fútbol en el último ejercicio fiscal. 
Es uno de los grandes cambios en la cesta de la compra deportiva a nivel mundial, si se toma como referencia la evolución de la marca del Swoosh en los últimos cinco años. Las prendas textiles y el calzado continúan siendo el motor de sus ventas, pero entre los deportes ha habido grandes cambios en su peso dentro del negocio. 
Nike cerró su último ejercicio en junio de 2021 y, pese al impacto que tuvo la pandemia sobre los deportes colectivos, la multinacional logró sobrellevar el golpe. El negocio de fútbol de Nike creció un 7% interanual, hasta u$s1.682 millones. Todo ello tras registrar su peor cifra en más de una década el año anterior en esta categoría. 
Las ventas de fútbol en niños, hombres y textil aumentaron por encima del 25%, según consta en su memoria anual. La compañía, sin embargo, no hace referencia al negocio de los botines, su principal fuente de ingresos en fútbol, y tampoco se ha anotado un incremento en las ventas en el segmento de mujeres, pese al boom del fútbol femenino. Ahí es donde la empresa espera dar un nuevo salto de ingresos, posicionándose antes que sus rivales como socio de la UEFA para la promoción de sus competiciones. 
Tendencia Los ingresos de Nike en la categoría están muy lejos de los que logró en 2016 y 2018, cuando superó los u$s2.140. Hasta 2016, presentaba una tendencia ascendente constante, pero desde entonces su evolución registra picos de fuertes caída y remontada en las ventas que suelen coincidir con el desarrollo de grandes torneos internacionales. 
La Euro de 2016 coincide con el triunfo de Cristiano Ronaldo y Portugal, dos de los principales representados de Nike. El Mundial de 2018 se lo adjudicó Francia, otro de sus principales clientes, tanto a nivel de selección como de jugadores, ya que calzó a más de la mitad del plantel. 
Las etapas de 2017 y 2019 arrojaron malos resultados a nivel de clubes para Nike, ya que las Champions las levantaron el Real Madrid (Adidas) y el Liverpool (último año con New Balance). 
La caída en las ventas de 2020 se ajusta también al marco de la pandemia y el aplazamiento de la Eurocopa y otros grandes torneos como los Juegos Olímpicos. 
Pese a todo, la presencia de Nike en el fútbol se fue diluyendo para copar exclusivamente patrocinios premium, tanto a nivel de clubes, como de federaciones y jugadores. 
Pese a todo, hasta 2019-2020, se estimaba que Nike patrocinaba al 53% de los jugadores masculinos en Europa. Adidas se situaba en segundo lugar con un 37% y Puma era tercera con un 7%. Ninguna otra marca superaba el 3%. Su modelo de botines Mercurial también lideró la lista de ventas duplicando a las Adidas X. 
Único cliente El fútbol y su componente cíclico en base a grandes competiciones condicionan las ventas de Nike. No sucede lo mismo con el básquetbol, donde centra casi la totalidad de sus esfuerzos en un único cliente: la NBA. El negocio de básquet de la multinacional estadounidense aumentó de forma constante desde 2017, cuando arrancó su contrato con la liga norteamericana de básquetbol. 
A cierre de su último ejercicio fiscal, se situó en u$s1.692 millones, diez millones más que el fútbol. El básquetbol y la marca Jordan, aún muy ligada a la cultura de ese deporte, son dos de los motores de las ventas en China, que ya es el principal mercado por volumen de negocio de Nike. 
La compañía no hace referencia al peso que tiene cada categoría de producto dentro del baloncesto ni del merchandising de la NBA. Sin embargo, su penetración es mucho mayor en la liga, ya que hasta la temporada pasada calzaba en torno al 70% de los jugadores, entre los que están las principales estrellas de la liga: Giannis Antetokounmpo (campeón este año), LeBron James, Kevin Durant, Kyrie Irving o Paul George, todos con modelo propio de zapatillas. Si bien se trata de un negocio no tan vinculado a las grandes citas internacionales, la NBA es un activo constante donde además no existe competencia al tener la exclusiva de todas las franquicias. 
 

Fuente: Ámbito Financiero

Municipalidad de Tigre
Municipalidad de Lanus "Hace Tu parte"
Corrientes
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos