Negocios y economía

17/11/2020

SuperUco, la bodega mendocina de culto, fue elegida la más sustentable del mundo

Fue creada por los hermanos Michelini. Y ganó el primer premio en la categoría Prácticas Sustentables en el concurso Best Of Wine Tourism 2021 de la red global Great Wine Capitals

SuperUco es mucho más que otra bodega argentina que conquista el mundo. Es la materialización del sueño máximo de cuatro hermanos con una obsesión: hacer vinos de culto en el marco de un proyecto ambicioso en cuanto a la calidad y 100% biodinámico. 

Toda una apuesta emprendida hace 10 años que finalmente da sus frutos, porque ganó el primer premio en la categoría Prácticas Sustentables del concurso Best of Wine Tourism 2021 organizado por Great Wine Capitals. 

Todos los años, esa red global realiza el certamen que distingue las mejores experiencias enoturísticas de las principales capitales productoras de vino del mundo: Adelaide (Australia), Bilbao y Rioja (España), Cape Town y Cape Winelands (Sudáfrica). Burdeos (Francia), I.ausanne (Suiza), Mainzy Rheinhessen (Alemania), Mendoza (Argentina), Oporto (Portugal). 
San Francisco y Napa Valley (Estados Unidos), Valparaíso y Casablanca (Chile), Verona (Italia). 

Este año, un exigente jurado compuesto por un representante de cada ciudad miembro de la red se reunió de forma online para premiar a las bodegas más destacadas en materia de turismo enológico. 

Fue así que SuperUco recibió el premio de Oro, un reconocimiento a la perseverancia y el esfuerzo realizado por la familia a lo largo de 10 años. 

Sin embargo, antes de llegar hasta ese reconocimiento internacional hubo mucho camino recorrido por los hermanos Matías, Gerardo, Gabriel y Juan Pablo Michelini junto al empresario -y amigo incondicional de la familia- Daniel Sammartino. Todo comenzó en 2011 en dos hectáreas situadas en el corazón de la Villa de los Enólogos de The Vines of Mendoza, en Los Chacayes, un terruño privilegiado para el cultivo de la vid tanto por su altura (1.200 m.s.n.ni.) como por el carácter que su suelo pedregoso imprime a los vinos. 

Inspirados por el potencial del Valle de Uco, los Michelini decidieron hacer auténticos vinos de terroir, y para ello apostaron por la agricultura orgánica y biodinámica, dejando que el terruño y la fruta se expresen trabajando de manera ecológica e interviniendo lo mínimo posible en el proceso de elaboración. 

Como en la naturaleza no existen vértices ni líneas rectas, sino que todo tiende a formar círculos, allí proyectaron todo en forma circular; desde la plantación de los viñedos y de la huerta orgánica familiar, hasta los corrales de los animales. 

"La bodega es un octógono espacioso y luminoso justo en el medio de la finca, en el círculo principal, que está unido a los otros tres por senderos, al igual que nuestras propias vidas están íntimamente relacionadas. Pensamos que si en la naturaleza el circulo es sinónimo de perfección, el octógono es la figura geométrica más parecida al círculo: el camino a la perfección. Y si bien nuestros vinos no son perfectos, intentamos ir tras de eso, estamos siempre trabajando un poco más para mejorar lo que hacemos", cuenta Matías Michelini. 

En SuperUco, la tierra es trabajada en familia: los Michelini plantan y cuidan sus vides, realizan las tareas en la huerta, hacen el compost y los preparados biodinámicos para fertilizar, pisan las uvas con los pies y las fermentan en equipo, un grupo humano que ya involucra a distintas generaciones. 

"Trabajar de forma sustentable y ecológica significa tener un entendimiento mucho más profundo de la viña y el terroir. 
Así podemos expresar dentro de la botella ese paisaje siendo sumamente honestos con las características del viñedo y las singularidades del terruño. Básicamente, esta agricultura nos lleva a comprender las necesidades de la planta y poder acompañarla en todo su ciclo para que dé como fruto la identidad del lugar y eso se pueda expresar fielmente en el vino", detalla. 

Por su parte, su hermano Juan Pablo agrega: "Estamos muy emocionados por el momento histórico en el que llega este premio y todo lo que nos costó obtenerlo. El camino de lo natural y lo ecológico va por la tangente y, como todo lo que es diferente, también suele generar controversias. Hoy lo vivimos como un premio a ser consistentes, recios respecto a nuestros ideales y al trabajo que queremos hacer. Para nosotros esta forma de trabajo es un estilo de vida. No es algo comercial o una moda pasajera: esta es verdaderamente nuestra vida: como amamos vivir y como amamos hacer vino. Es un gran reconocimiento que nos provoca mucha felicidad y renueva nuestro compromiso para seguir trabajando y mejorando hasta que SuperUco sea un ejemplo de vitivinicultura y agricultura biodinámica". 

Matías agrega: "Obtener este premio es para nosotros un orgullo y un honor como familia. Después de 10 años de trabajar de forma ecológica, orgánica y biodinámica es un reconocimiento al trabajo, al cariño por el vino, por la tierra y por la agricultura". 
Bajo el lema "Alas de libertad, sin ellas nada", desde SuperUco detallan que sus vinos "son elaborados y fermentados respetando prácticas biodinámicas. Dejamos que nuestras vides se desarrollen de manera natural, sin intervención de pesticidas ni de productos químicos. En el proceso de elaboración, trabajamos con materiales nobles como la madera y el concreto. Además, para fermentar, usamos las levaduras propias de nuestros viñedos". 
 

Fuente: El Cronista Comercial

Municipalidad de Tigre
Municipalidad de Lanus "Hace Tu parte"
Corrientes
Lotería de la provincia
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos