Negocios y economía

15/03/2019

Ya opera el nuevo Veraz impositivo de la AFIP para facturas apócrifas

Antes de hacer una compra, las empresas deberán pedir una constancia de Capacidad Económica Financiera para asegurarse de que el proveedor es real

La AFIP puso operativo el módulo de gestión de riesgo denominado ?Capacidad Económico Financiera? (CEF), el que deberá ser consultado por las empresas antes de comprar a un proveedor, para asegurarse de que no es apócrifo, o sea una usina armada para generar facturas falsas pero sin realidad económica.

Se trata de un verdadero Veraz de la posibilidad de operar de las empresas que ya funciona dentro del Sistema Registral, en la opción ?Trámites?, de la página del organismo que dirige Leandro Cuccioli.

A través de esta medida de realidad económica, cada empresa podrá tomar conocimiento de la capacidad económico financiera del proveedor según la valoración de la AFIP, y el interesado podrá accionar mediante la solicitud de reconsideración o disconformidad, explicó el consultor tributario Richard Amaro Gómez.

El nuevo control de riesgo será obligatorio para las empresas, para cuidarse de las facturas apócrifas, que pueden atraer multas de hasta el 700% de la factura, dijo Ezequiel Passarelli, de SCI Group.

Las compañías deberán pedir la constancia de Capacidad Económica y Financiera que calcula mensualmente AFIP de cada empresa y da indicios de qué posibilidad de compra tiene, añadió Passarelli.

La AFIP hace un cálculo tomando declaraciones juradas, deudas bancarias, deudas financieras, consumos de tarjetas, compra de bienes de uso, hipotecas, remuneraciones abonadas al personal, entre otros parámetros, y con ese cálculo, determina en qué condiciones está cada empresa, indicó Passarelli, y puntualizó: ?Si la empresa tiene un valor CEF alto: se puede quedar tranquila; si tiene un valor CEF bajo, deberá preocuparse?.

Previamente, para facturas apócrifas, la AFIP venía agregando CUITs en su base apócrifa, la que fue creada por una instrucción interna de AFIP, por controles en el pago de impuestos, la cantidad de empleados en relación de dependencia, la solvencia de los dueños y del cash flow operativo de dichas empresas, entre otros.

Esto hacía que luego mediante las fiscalizaciones correspondientes, esos CUITs entraran en la Base Apócrifa de la AFIP.

Ocurría que una empresa contrataba con un proveedor genuino, y años después al ser fiscalizada por la AFIP, ese proveedor aparecía en la Base Apócrifa por hechos posteriores.

Lo más frecuente era que la AFIP tratara la factura como apócrifa, con grave perjuicio para la empresa.

Ahora habrá un Veraz impositivo que permitirá saber ex ante la condición del proveedor, y al haber pedido una constancia expedida por la propia AFIP, será más difícil para el organismo desconocer que ese proveedor fue genuino en el momento de la operación cuestionada.

El valor CEF también se está aplicando ya plenamente para importaciones, muchas de las cuales están siendo frenadas porque el importador tiene condiciones escasas. Si el importador no supera este control, puede manifestar su disconformidad, explicó Sergio Biller, del estudio González Fischer & Asoc.

Biller ejemplificó que si la Capacidad Económica Financiera es de 20.000, y el operador pretende realizar importaciones millonarias, éstas no serán autorizadas por la Aduana y tendrá que explicar de dónde sale el dinero de la operación.

Amaro Gómez precisó que las facturas pueden ser apócrifas cuando, a pesar de que son comprobantes aprobados por la AFIP, cumplen las siguientes condiciones: Las operaciones fueron inexistentes.

O sea, no hubo en la realidad económica de los hechos ninguna venta de cosas muebles, prestaciones de servicios, locaciones de bienes o realización de obras. Es una operación ficticia, pese a que las facturas y los documentos que lo acompañan son auténticos.

Existen las operaciones de ventas de bienes, prestaciones de servicios y locaciones de bienes, sólo que el proveedor identificado en el comprobante no es el verdadero.

Hace muchos años que estas facturas vienen ocasionando una fuerte disminución de la recaudación del Impuesto a las Ganancias y del IVA, recordó Amaro Gómez.

Con ese objetivo, se creó en 2018 el Sistema de Capacidad Económica Financiera (CEF), como uno de los instrumentos para la gestión de riesgos, en materia de administración tributaria, impositiva, aduanera y de los recursos de la seguridad social, basado en datos brindados por el propio contribuyente así como también por terceros, relativos a su condición y actividad económica, patrimonial y financiera.

A través del mismo, se calculará de manera mensual la valoración de la capacidad económica y financiera de cada contribuyente, la cual se reflejará en un importe el cual será representativo, en principio, de su capacidad para ciertos actos económicos y sus consecuencias en el plano tributario, precisó Amaro Gómez.

A su vez, el interesado podrá regularizar su situación o manifestar su disconformidad mediante el servicio web ?Solicitud de disconformidad?, acompañando en la agencia la documentación correspondiente.

Cuccioli cuenta con una nueva arma para defender la recaudación

Fuente: El Cronista Comercial

Gobierno Cordoba
Corrientes
Lotería de la provincia
Municipalidad Lomas de Zamora
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos