Política

12/04/2019

Asado en Olivos: Mauricio Macri y María Eugenia Vidal almuerzan con dirigentes que aspiran a ganar intendencias peronistas

Son los denominados ?Sin Tierra?. Luego Peña, junto a Salvai, repasarán para ?peinar? municipio por municipio.

El presidente Mauricio Macri recibe este viernes en la Residencia de Olivos, a un grupo de dirigentes bonaerenses de Cambiemos con aspiraciones a gobernar municipios que actualmente conducen intendentes opositores a Cambiemos.

Son los denominados "Sin Tierra" por el hecho de que hacen política donde gobiernan, fundamentalmente, peronistas de todas las tribus.

Pero los dirigentes bonaerenses no fueron solos: está con ellos la gobernadora María Eugenia Vidal, quien encabezará la bajada a territorio en los distritos donde la chance de arrebatarle la silla a un alcalde peronista esté a mano.

El menú es de asado y la entrada consta de una arenga presidencial para afrontar la pelea electoral de 2019 que asoma difícil para el oficialismo: allí podría inscribirse la línea de Vidal quien apunta a que los sectores medios puedan comprar más con la plata que hoy tienen. Un ejemplo es el adelanto de Clarín, de una "ley de góndolas" bonaerense, al margen de los acuerdos de precios que instrumente Nación, en el que influyó la mandataria provincial, con sus señalamientos a la gestión de Dante Sica, el actual ministro de la Producción de Macri.

Interna por la inflación: María Eugenia Vidal tiene lista su propia "Ley de Góndolas"

Vidal habló también y dejó varias frases: "La Provincia es el distrito mas dificil del país y estamos peleando contra muchas décadas de fracaso en la provincia".

Dijo que "elegimos la dificultad porque no queríamos ser más espectadores. No queríamos que la política que venía gobernando la Provincia siguiera tomando decisiones por nosotros". Y les señaló: "El liderazgo es de ustedes. No solo mío y del presidente. Y vamos a convocar a los argentinos que lideren también este cambio".

Y cerró: "Nuestra gesta es explicarle a la gente que estamos haciendo lo que hay q hacer de verdad. El cambio es el de la no resignación".

Los dirigentes de Cambiemos serán recibidos -tras el asado- por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, junto a su par bonaerense, Federico Salvai. Allí llegará el momento del "peinado" electoral, que será analizar realidades por distrito.

Se hablará de varios conceptos que la mesa de campaña de Vidal ya barajó: la realización de una campaña bancarizada y trazable, esto es alejar el fantasma de los "aportantes truchos" que complicó al vidalismo y que está en manos de la Justicia.

Otro elemento será la "Territorialidad", esto es, ver la realidad "uno a uno"  de cada lugar, para bajar con propuestas concretas, alejadas de una campaña nacionalizada, donde las malas noticias económicas no serán útiles a la hora de tocar timbres.

Luego, habrá cruces para propios y extraños: no solo recibirán críticas los intendentes peronistas sino alguno que hasta hace poco, era "propio". un ejemplo de eso lo dio el secretario General de la Gobernación, Fabián Perechodnik, quien fustigó hace un día a Carlos Arroyo, el jefe comunal de Mar del Plata de quien dijo que ?Arroyo no cuida al sector privado y atenta contra la seguridad jurídica?.

El palo fue ?por la intención del intendente vecinalista (que ganó MDQ al enrolarse en Cambiemos) de rechazar la caducidad del Paseo Hermitage.

Lo que no estará en boca del presidente Macri -pero sí es moneda corriente actual entre los "Sin Tierra"- es el denominado ?Fantasma Kicillof?, que es el temor a que el ex ministro de Economía de Cristina Kirchner pueda ampliar su base electoral en la Provincia con su discurso centrado em lo económico. Allí, volverá el eje de la gobernadora, de hablar de "acuerdo de precios" y de "resolverle el problema de los que compran cada vez menos con la plata que tienen", frase que un par de dirigentes escucharon de boca de la mandataria.

Mauricio Macri, ante el blindaje de Cristina Kirchner y la necesidad de "llenar la heladera"

Entre los "sin tierra" están el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, quien aspira a gobernar el partido de La Matanza; la senadora nacional y aspirante a la intendencia de Avellaneda, Gladys González; el ministro de Desarrollo Social bonaerense y candidato en San Martín, Santiago López Medrano, y el subsecretario de Gestión Municipal del Ministerio del Interior, Lucas Delfino, quien trabaja para ser intendente en Hurlingham, entre otros.

Otro hecho "provincial" fue la comida que Peña y Salvai mantuvieron, el martes último, con intendentes de Cambiemos en Olivos.

Allí, los dos jefes de Gabinete repasaron la situación en los principales distritos donde gobiernan. La preocupación mayor está entre quienes gobiernan en zona conurbana: la expectativa electoral de Cambiemos allí está en zona peligrosa, con chance incluso de no retener las intendencias que hoy gobiernan.

PDL

Fuente: Clarín

Gobierno Cordoba
Corrientes
Lotería de la provincia
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos