Política

19/05/2022

La factura del agua sube 32% desde octubre y AySA busca otro aumento para fin de año

La firma realiza hoy la audiencia pública; se aprobará un alza de 20% en julio y otra de 10% en octubre; Malena Galmarini buscará otro incremento para cerrar 2022 con un 42%

El agua aumentará 32% para 3,2 millones de hogares del área metropolitana de Buenos Aires. La suba será en cuotas: la primera, en julio (20%) y la segunda, en octubre (10%). Agua y Saneamientos Argentinos (AySA) pedirá otro incremento a fin de año para cerrar un alza global de 42%. 
Fuentes oficiales admitieron a la nación que, aunque todavía no haya un proceso en marcha, avalarían un trabajo de segmentación en ese rubro similar al que se debate con la energía. Se trata de un mecanismo complejo de implementar por cómo se mide el consumo del agua, sobre todo en edificios (con un medidor común). 
La audiencia pública coordinada por el Ente Regulador de Agua y Saneamiento (ERAS), que conduce Walter Méndez, se realizará hoy, a las 10. El informe con el pedido del nuevo cuadro tarifario deberá luego ser avalado por el Ministerio de Obras Públicas, que dirige Gabriel Katopodis. De esa cartera depende AySA. Fuentes de la empresa estimaron que, tras dos intentos fallidos en el pasado reciente, el aumento de tarifas de ese servicio impulsado por Malena Galmarini tiene aval político. 
El último ajuste de las facturas de agua, de 27%, fue aplicado el 1° de mayo de 2019. A fines de 2021, la cobertura -vía tarifas- de los gastos operativos, y de mejora y mantenimiento era de 37%. Si no se concretara el aumento pasaría a 18%. Sin embargo, con el incremento del 32% cerrado, la cobertura pasaría a solo 20%. 
Esto significa que el aporte del Tesoro a la empresa crecerá pese al aumento de tarifas. Por otra parte, se reclamará un aumento del presupuesto para la tarifa social desde $792 millones a $1052 millones con el objetivo de subsidiar el acceso a 250.000 beneficiarios en la Capital Federal y 26 partidos bonaerenses. La tarifa social debería pagarse con aportes de los gobiernos porteño y bonaerense, pero en la empresa que conduce Galmarini afirman que ese dinero no se gira. 
Con el alza del 20% en julio, los valores de una factura promedio mensual para usuarios residenciales no medidos con los dos servicios (agua potable y cloacas) será, desde julio, de $744,10 (sin impuestos). Desde octubre, cuando se completa el ajuste con un 10% extra, será de $818,60. 
La factura promedio mensual hoy por servicio, con impuestos incluidos, es de $312. Pero, para el 25% de los usuarios residenciales abonan la factura mínima de $192 por mes. En la empresa rescataron que este último número ?es un valor inferior a dos litros de gaseosa?. 
El 90% de los clientes residenciales pagan menos de $518 (con impuestos) por mes y por servicio. Está por debajo de lo que se abona en gas, electricidad, cable, internet y celular. En tanto, el 10% de los usuarios residenciales de mayor facturación (viviendas de gran superficie en zonas muy caras o elevados consumos) tienen una factura promedio mensual por servicio de $858. 
AySA divide a sus clientes en tres segmentos: bajo, medio y alto. Según la propuesta al ERAS, el bajo pagaría en promedio por dos servicios $172,4 más que hoy (el aumento máximo sería de $432,3); el segmento medio, en promedio, abonaría $182,6 más (el máximo que podría llegarle es de $489,1); mientras que el segmento alto pagaría en promedio unos $198,4 más ($494). 
Si el total del servicio (tanto gastos operativos como de mantenimiento) debiera ser sustentado por la tarifa que pagan los usuarios, el aumento de la factura sería del 500%. En la firma estimaron que lo ideal sería que, por lo menos, cubra la operación. La factura debería así triplicarse. 
La suba propuesta por AySA busca simplemente morigerar la brecha -el déficit, que se seguirá ampliando- entre los gastos operativos y de mantenimiento, y la cobertura de la tarifa. De hecho, el programa propuesto incrementa los ingresos de la empresa en $2772 millones. Los ingresos totales por tarifas en 2022 llegarían a $33.633 millones. Pero los gastos operativos de AySA para este año llegan a $96.756 millones (un alza de 55% con relación al cierre de 2021). En tanto, los gastos por Mantenimiento y Mejora para este serán $73.704millones (un alza de 240%). 
"Además de los ajustes tarifarios propiciados, para lograr el equilibrio financiero resulta necesario que el Tesoro Nacional complete con transferencias el déficit no cubierto, incluyéndose, en caso de no obtenerse el financiamiento del programa de Tarifa Social, los fondos que demande el mismo", afirma el informe para la audiencia pública. 
Los principales insumos de la empresa están dolarizados (los químicos). Otros importantes costos son la electricidad (que subirá fuerte), otros servicios y los salarios. La paritaria del gremio liderado por José Luis Lingeri cerró en un 45%. Ahora está reclamando una reapertura. 
La suba de tarifas del agua se suma a los incrementos para la luz y el gas en el marco del acuerdo con el FMI. Las boletas de la electricidad y el gas subirán un 22% en los próximos meses. Su suman al alza previa del 20% que ya rige desde marzo. 
 

Fuente: La Nación

Municipalidad de Tigre
Municipalidad de Lanus "Hace Tu parte"
Corrientes
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Municipalidad de Merlo
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos