Por las provincias

09/10/2019

Crisis climática: primer desafío para nuevo gobernador de Mendoza

Los pronósticos para 2020 anticipan una escasez hídrica que podría convertirse en una de las más importantes de la historia cuyana.

Rodolfo Suarez asumirá la gobernación de Mendoza en diciembre y tendrá en el horizonte inmediato que afrontar una situación inevitable: el distrito cuyano tendrá una escasez hídrica de las más importantes de su historia, y se prevé que en 2020 haya un 11% menos de agua que en 2018 y 2019. Un dato que obliga a la administración provincial a tomar medidas urgentes para que no haya un impacto económico por pérdidas en sus cultivos.

La novedad se conoció ayer tras la presentación del informe "Pronóstico de Caudales de los ríos de Mendoza 2019-2020", que se realiza en cada periodo.

"Se trata de generar conciencia. El año pasado dijimos que esto no era una emergencia, que ya era algo instalado. Había que cambiar ese paradigma y en función de eso, generar acciones necesarias para cuidar el recurso hídrico. Hace 10 u 11 años que se repiten los panoramas año tras año, dependiendo el río, hay menor cantidad de agua disponible", aseguró al comienzo de su presentación el Superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli. 

El organismo es un ente autárquico y de hecho el titular atraviesa ambas gestiones. El mandato de Marinelli vencerá en dos años: asumió con Alfredo Cornejo y concluirá sus funciones con Rodolfo Suarez.

El caudal de agua es clave para la economía mendocina, ya que es un recurso escaso en la provincia actualmente gobernada por Alfredo Cornejo. Este hecho repercute en las dificultades de riego para actividades centrales del distrito, entre ellos la vitivinicultura, que representa alrededor del 70% de los cultivos de la provincia.

Inclusive, Mendoza mantiene una larga disputa con La Pampa por los cursos de los ríos compartidos; puja que llegó incluso a la Corte Suprema de la Nación para garantizar caudales mínimos a los pampeanos, como en el caso del Río Atuel, o más recientemente por el río Desaguadero (que también comparten otros distritos como La Rioja, San Juan y San Luis), además de que La Pampa se opuso a la construcción de la presa de Portezuelo del Viento, una obra clave para generar energía a través del Río Grande que tiene por delante Mendoza con el aval de Nación.

La medición que realizó Irrigación para el próximo año se realizó sobre los ríos Mendoza, Tunuyán, Diamante, Atuel, Malargüe y Río Grande. El dato alarmante es que el nivel de agua 2020 será para los ríos con áreas bajo riego de la mitad respecto de un año medio.

Para los cálculos, la provincia posee nueve estaciones en la montaña que pesan la nieve para determinar luego el nivel equivalente en agua que se dispondrá. Además, en base a pronósticos extendidos miden cómo esa masa de nieve se va a ir derritiendo para llegar a estimar el caudal mes a mes de cada uno de los ríos.

Fuente: Ámbito Financiero

Gobierno Cordoba
Corrientes
Lotería de la provincia
Municipalidad Lomas de Zamora
Municipalidad de Ushuahia
Noticias relacionadas
Acceso a clientes

Ingresá con el usuario y clave para acceder.

¿Te interesan nuestros servicios?

Contactanos